Entrenamiento desde el 17/05/2012 al 28/06/2012: Camino de Santiago 2012

Misión cumplida. Terminado uno de los entrenamientos más largos y satisfactorios de mi vida. Desde que comencé a trabajar hace aproximadamente 12 años tenía la espina clavada de no haberme permitido escaparme a hacer el Camino de Santiago en algún momento de mis años de estudiante. Mi actual situación laboral me ha permitido hacerlo y no lo he dudado. Las últimas semanas he estado, no corriendo, sino caminando los casi 1000 Km. que hay desde Sant Jean Pied de Port hasta Fisterra en lo ha sido la mejor aventura de mi vida.

Para nosotros, los que corremos, puede parecer que ponerse a caminar después de haber realizado ultra maratones de montaña es algo que sabe a poco. En realidad el Camino tiene casi tantas lecturas como peregrinos lo andan y la deportiva no fue la lectura que personalmente hice. Se que esto es un blog de un corredor, o mejor, un proyecto, y está destinado a otros corredores y por ello no quiero ponerme metafísico ni espiritual describiendo mis vivencias, pero no quiero dejar de recomendar a todo el mundo que lo haga, por lo menos una vez en la vida, que lo haga y se deje llevar por la magia y la grandiosidad de una experiencia sin comparación.

Dicho esto, y en un estado aún muy alejado del habitual, he comenzado a preocuparme un poquito por mi estado físico. Caminar una media de 25 Km. al día puede parecer una actividad suave para alguien que, como yo, corría 4 veces a la semana un total de  más de 50 kilómetros. Para mí no ha sido así.  Durante el camino me han salido ampollas en la zona de los metatarsos hasta casi alcanzar el hueso, el varios dedos y los talones.

¿Por qué me han sufrido tanto los pies? No tengo ni idea, pero supongo que mis pies no estaban acostumbrados a pasar tantas horas haciendo ejercicio, aunque este fuera suave. Otra razón puede ser el calzado elegido. Hice los casi 1000 Km. con las Saucony Xodus 2 que me fueron perfectas para todo, pero son conocidas por su poca ventilación y me hizo muchísimo calor unos cuantos días.

¿Me ha servido de algo el ejercicio? Pues la verdad es que no lo sé, aunque si que estoy seguro de haber bajado casi 6 kg. y eso lo he notado mucho al volver a correr como ya comentaré.

¿Muscularmente ha servido de algo? Pues la verdad es que a simple vista tengo las piernas mucho más “afiladas”. Cargar con una mochila de más de doce kilogramos es algo a lo que no estaba acostumbrado y lo han notado. Seguramente he perdido en algunos músculos y ganado en otros, pero lo tendré que ir viendo poco a poco.

¿Y psicológicamente? Ha sido todo un descanso de la rutina estar casi mes y medio sin correr. Creo que lo necesitaba mucho aunque nunca lo hubiera hecho de no haberme metido en esta aventura. A la semana de marcha ya habían desaparecido todas esas pequeñas molestias que llevaba encima casi sin darme cuenta.

En fin, creo que en conjunto me ha venido de perlas caminar esos 40 días, aunque, repito, no era ni mucho menos mi objetivo. Esta semana he salido dos veces a correr y no sé si por las ganas que tenía, por los kilos de menos o simplemente por haber descansado, pero he rodado como nunca y muy, muy rápido. Estaba preocupado por si había perdido fuerza, capacidad aeróbica o cualquier otra cosa, pero al contrario. Me he encontrado en las dos salidas muy bien, aunque la resistencia, evidentemente, si que está en niveles inferiores a cuando dejé de entrenar. Espero recuperarla pronto.

Nada más, sirva el post simplemente para comunicar que estoy otra vez en el ruedo. La próxima semana estaré de viaje por Málaga por motivos muy personales y tampoco podré comenzar ningún plan serio de entrenamiento, pero intentaré recuperarme al 100% para comenzar en buena forma. Saludos a todos y gracias, como siempre, por leer.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entrenamiento, Reflexiones y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Entrenamiento desde el 17/05/2012 al 28/06/2012: Camino de Santiago 2012

  1. Hombreeee… Ya te echaba de menos 8^)

    Creía que te habías ido a un viaje de placer, pero veo que hubo sufrimiento también; menuda aventura. De leerte se desprende que has disfrutado mucho, que es lo que importa.
    Caminar 25 km al día no es “moco de pavo” y supongo que ayuda bastante a no “perder fuelle”.
    En definitiva, enhorabuena por la hazaña, por haber disfrutado y por seguir “en la brecha” deportiva después de semejante paliza.

    Salud!

    • Muy buenas Gustavo, yo también os he añorado mucho 🙂

      Tienes mucha razón en lo mucho que he disfrutado durante toda la aventura, pero no en lo de seguir en la brecha. Ni lo he estado ni lo estoy ahora :-). Muchas gracias por leer, como siempre.

      Un abrazo..

  2. Roberto Herrera dijo:

    Pues eso, bienvenido y bienhallado. Se echaban de menos tus post. Nos vemos!!
    Yo estuve por allí hace años, muchos años, pero me conforme saliendo de León. Guardo muy gratos recuerdos. Te entiendo.

    • Si has estado en el Camino sabrás que es complicado explicar cómo es, pero me alegro que lo entiendas.

      Gracias por leer y espero empezar a postear entrenamientos cuanto antes.

  3. Sergio no te preocupes si has perdido resistencia, musculos o cualquier otra cosa, la experiencia creo que merece la pena y por lo que veo la has disfrutado, así que lo que hayas perdido ahora entrenando puedes volver a recuperarlo pero que te quiten lo bailado

  4. Hola.
    ¿todo bien?…
    😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s